¿Y SI NOS ENREDAMOS?
Colaboratorio para pensarnos juntas

Del 20 de abril al 2 de Mayo.
En el marco de DESAFÍOS COMUNES (para el día después).
Sobre cómo articular el ecosistema de innovación ciudadana.

Situando el desafío

La innovación ciudadana se demuestra fundamental para abordar situaciones de crisis. Pero ¿cómo impulsarla, extenderla, sostenerla más allá de los momentos de emergencia? ¿cómo crear las condiciones propicias para que la innovación ciudadana se convierta en un elemento clave en nuestra sociedad?

Tras la ola del COVID-19 nos está arrastrando a todas hacia un nuevo horizonte, hacia una nueva orilla, tal vez de aguas más limpias por el decrecimiento forzoso de estos días o de aguas turbias y lodos después de la resaca. En todo caso, saldremos a un mundo que ya no será el mismo aunque no nos hayamos movido de sitio durante el confinamiento.

En esta situación inédita la innovación ciudadana, como en tantas otras crisis, se ha expresado con toda su potencia. Brilla ofreciendo de manera emergente y autoorganizada respuestas imaginativas de gran valor, soluciones llenas de creatividad, colaboración y solidaridad.

Pero ¿qué queda de este espíritu innovador después de cada crisis? ¿cómo impulsarlo, extenderlo, sostenerlo más allá de los momentos de emergencia? ¿cómo crear las condiciones propicias para que la innovación se convierta en un factor normalizado en la vida cotidiana? ¿cómo poner en relación desde una perspectiva de cuádruple hélice la innovación ciudadana con otras formas de innovación abierta provenientes del sector público, de organizaciones sociales y empresas de todo tipo de ámbitos? ¿cómo combinar para obtener mejores resultados, lo emergente y lo planificado, lo amateur y lo experto, lo informal y lo homologado? ¿cómo conectar estas formas de innovación emergente con líneas de actuación más macro como las de la Agenda 2030? ¿cómo lograr una mejor coordinación entre los diferentes agentes que componen el ecosistema de innovación? ¿cómo cualificar y evaluar los resultados para poderlos escalar y transferir, sistematizar y adaptar, para aumentar el impacto social? ¿…?

Estas y otras preguntas ya nos las hemos hecho en ocasiones anteriores, pero ahora vuelven con más fuerza y suponen un importante desafío al que tenemos que enfrentarnos los diversos agentes que con diferentes tipologías y con distintos roles y competencias, componemos el ecosistema de innovación ciudadana. Y especialmente debemos hacerlo desde los laboratorios, que cumplimos la función de ser agentes conectores, catalizadores o agentes intermedios del ecosistema.

Un desafío que ya es hora de abordar, sin permitir que lo urgente nos determine la agenda, ni que la incertidumbre nos desoriente, pero tampoco dejando que el momento pase sin aprovechar para hacer una reflexión colectiva que nos ayude a salir del bucle en el que a veces parece que nos encontramos.

Así, ahora que parece que estamos frenando la curva y tenemos que ir pensando en cómo enfrentarnos a la pendiente del día después, puede ser un buen momento para parar y juntarnos. Por eso, en el marco de DESAFÍOS COMUNES, proponemos organizar un colaboratorio para hacer una reflexión analítica y empática sobre cómo pensarnos juntas, sobre cómo cuidar, desarrollar y poner en valor el ecosistema de innovación ciudadana.

¿Eres un agente promotor o dinamizador de la innovación ciudadana? ¿Lo que has leído hasta ahora te interpela? ¿Te sientes parte de este ecosistema? ¿Quieres sumarte a este colaboratorio?

Entrando en Materia

¿Qué nos gustaría activar? Una conversación sobre cómo se podría articular el ecosistema de innovación ciudadana de manera más sostenida y sostenible. ¿Con qué retos, necesidades, posibilidades, dificultades nos encontramos para lograrlo?

Quienes impulsamos este colaboratorio llevamos mucho tiempo formando parte de este ecosistema de innovación ciudadana. Vemos toda su potencia, pero también sentimos las grandes limitaciones existentes para que esa potencia se conecte y se despliegue. Sabemos que hay una base y una cultura común implícitas pero falta un verdadero trabajo de articulación colectiva para: alinear esfuerzos; combinar saberes; generar y conectar comunidades; compartir recursos y comprometerse con el desarrollo de infraestructuras, herramientas y programas comunes; impulsar proyectos, cualificar procesos y evaluar resultados. Creemos que eso permitiría mejorar, escalar, federar, sistematizar, adaptar y/o transferir iniciativas, buscando aumentar el impacto social de la innovación.

 

En definitiva, proponemos encontrarnos para trabajar juntas sobre cómo vamos a organizarnos para abordar de forma colectiva y de manera práctica cuestiones como:

 

  • ¿Qué necesidades y retos se dan en el marco de la innovación ciudadana desde la perspectiva de los diversos agentes que componemos el ecosistema? ¿Cuáles de estas necesidades y retos convendría que fuesen abordados de manera colectiva?

 

  • ¿Qué dificultades tenemos detectadas a la hora de conseguir activar colaboraciones significativas y trabajar en común? Por ejemplo: trabas administrativas y burocráticas; falta de costumbre y protocolos que favorezcan la gestión compartida y distribuida de capitales; carencia de infraestructuras y recursos comunes; desajuste de agendas propias (a nivel programático en cuanto a contenido y dedicación); insuficiente reconocimiento y entendimiento de las diversas naturalezas, condiciones materiales y situaciones de los agentes implicados; competencia por la visibilidad y la captación de recursos; etc.

 

  • ¿Podría ser conveniente para abordar estas cuestiones generar una estructura que favorezca una mayor articulación, colaboración, visibilidad, generación de masa crítica o capacidad de interlocución e incidencia? ¿Qué características debería tener esta estructura para resultar efectiva, eficiente y afectiva para quienes la compongan? ¿Podría ser una estructura tipo red? ¿Qué otros tipos de estructuras o formas organizativas (formales o informales) podrían ser alternativas más convenientes que la de red?

 

  • ¿Cuáles serían los objetivos y funciones de esta estructura? ¿Para qué sí debería servir y en qué otras cuestiones no debería intervenir? ¿Cómo se gestionaría? ¿Qué roles y responsabilidades asumirían sus miembros?

 

  • ¿Qué tipo de agentes compondrían esta estructura? ¿Cómo incorporar y gestionar la mayor diversidad posible sin perder el foco? ¿Qué sería lo común que les une y cómo dar cabida a lo específico?

 

  • ¿En un segundo nivel, con qué otras estructuras y redes podría relacionarse, tanto a la hora de conectarse con otros ámbitos y sectores, como de mirar por ejemplo a Latinoamérica, Europa y África? ¿Qué vínculos establecer con otras instancias institucionales como por ejemplo Agenda 2030, programas europeos, líneas de cooperación internacional, etc.? ¿Con qué objetivos se establecen estas relaciones? ¿Tenemos identificadas otras estructuras y redes con las que conectarse y/o en las que está aún inexistente estructura podría anidarse o integrarse?

La expectativa con este colaboratorio no es llegar a conclusiones o soluciones definitivas, sino sobre todo: activar una conversación compartida, ordenar y priorizar temas clave, posibilidades y prioridades; y marcarnos una posible agenda de trabajo para continuar a futuro.

Participantes

¿A quiénes nos dirigimos? A todo tipo de agentes que se sientan parte activa del ecosistema de innovación ciudadana, de menera abierta y diversa, desde una perspectiva de cuádruple hélice.

 

Esta convocatoria se dirige a todo tipo de agentes que se sientan parte activa del ecosistema de innovación ciudadana y quieran trabajar para conseguir una mayor articulación y colaboración para alcanzar objetivos comunes.

 

La propuesta tiene un carácter abierto en cuanto a tipología incluyendo a todo tipo de agentes que trabajen de manera específica en torno a la innovación ciudadana desde una perspectiva de cuádruple hélice (administración pública, sociedad civil, empresa, educación e investigación); y transversal respecto a su ámbito de actuación, ya sea específico o híbrido (participación democrática, cultura, educación, ciencia, tecnologías duras y blandas, género, economía, territorio…), De forma más concreta pensamos en personas vinculadas a:

  • Laboratorios, hacklabs, makerspaces y otros espacios (públicos, privados o comunitarios) que funcionan como polos de reflexión, producción y conexión dentro del ecosistema.
  • Asociaciones, empresas o profesionales que desarrollan programas, acciones y/o servicios especializados.
  • Departamentos de innovación y agencias institucionales de los diferentes niveles administrativos con competencias en estas cuestiones.
  • Fundaciones privadas cuyo objeto social esté claramente orientado a favorecer la innovación ciudadana.
  • Universidades y centros de investigación ligados a la innovación en claves más académicas, formales u homologadas.

 

El Formato

¿Cómo proponemos hacerlo? En un colaboratorio en el que identificar inquietudes, claves y propuestas; compartirlas y trabajarlas colectivamente; y generar prioridades sobre las que poder seguir trabajando a futuro. Cada persona puede decidir al inscribirse si participar en todo el proceso o en partes del mismo.

PROPONER. Hasta el miércoles 22 de abril

Cada persona interesada en participar envía un documento breve (un texto sintético de hasta 500 palabras o un esquema) en el que comparte sus impresiones, prioridades, propuestas en torno a la cuestión de la colaboración entre agentes del ecosistema de innovación ciudadana. Pensamos en algo sencillo. muy relacionado con las inquietudes y reflexiones que cada cual seguro que ya tiene en torno a todo esto.

COMPARTIR. Entre el 23 y 26 de abril.

Tiempo destinado a consultar el conjunto de documentos que se han compartido y así que cada participante pueda tener una visión de conjunto.

CONCRETAR. Lunes 27 de abril por la tarde

Encuentro online para compartir impresiones y acordar los principales temas y los enfoques sobre los que poder avanzar, así como conformar grupos de trabajo para abordarlos y definir la agenda.

AVANZAR. Entre el 28 y 29 de abril.

Trabajo en grupos sobre los distintos temas. (los resultados deberán compartirse al final del jueves para que haya algo de tiempo para poder consultarlos el viernes por la mañana).

CONCLUIR. Jueves 30 de abril por la tarde.

Encuentro online para compartir los resultados y poder generar unas claves y/o prioridades compartidas que sirvan para continuar a futuro.

PRESENTAR. Sábado 2 de mayo

Presentación de los resultados del grupo de trabajo en el marco del festival de cierre de DESAFÍOS COMUNES.

Aportaciones

Algunos de los textos enviados por las inscritas en el proceso. Recopilaremos todo el material recibido, así como la documentación en vivo del proceso en un repositorio.

Desafíos Comunes (para el día después)

Festival de innovación abierta
Frena la Curva